Te regalo mi vida, que siempre fue tuya

Mi vida sin Dios no tiene sentido. Vivir satisfaciendo mi voluntad y mis caprichos no es placentero. No sé que está bien si no lo tengo.

Vivir sin agradecer no es felicidad. CUANDO VEO ALGO HERMOSO, NO SE A QUIEN AGRADECER, quiero volver a ser así. ¡QUIERO AGRADECERTE DIOS!

Mis mañanas son tediosas si no te las ofrezco.

Sin ti no hay esperanza y no tengo en quien confiar. Las personas te defraudan, pero TÚ JAMÁS . #JesúsNoDefrauda

Dedico mi post n.80 a mi Creador

Pelear: La única alternativa

Pelear no será lo tuyo, ni lo mío. La verdad supongo que nunca lo sabré si no me atrevo y tu deberías intentarlo también- no pelees por el amor de alguien, eso no se puede obligar, pelea por hablarle (si te atreves).

Siendo honesta, si hoy fuera mi último día, me arrepentiría de lo que NO HICE. Lo que pasó,  pasó; y, ¿lo qué no? Ve tú a saber.

No me vengan con preguntas difíciles que bastante tengo con tener que lavar trastes. Pelear no es de gente común. La gente común se conforma. La gente común, como yo hasta hoy, teme al conflicto; disfruta ‘hacerse el idiota’ (cuando no lo somos).

MIRA, si lo haces, no por ti, sino por el futuro Y LO OFRECES A DIOS, no habrá nada que pueda vencerte. Si estás haciéndolo en nombre de Dios, puedes estar seguro que es lo correcto; Dios no permitirá que tus acciones se queden sin consecuencia.

No soy del tipo de persona que habla muy bien, pero por ti vale la pena intentar. Peleo por dejarte claro que vale la pena intentar.

SÉ DIFERENTE Y LOGRARÁS GRANDES COSAS.